Stereo Cristal

Noticias

Tomar vitaminas sin asesoría podría afectar tu salud

Las vitaminas son esenciales para nuestra salud y el correcto funcionamiento de nuestro organismo, pero lo más recomendable es que se obtengan de una adecuada alimentación.

Sin embargo, por causas individuales, es probable que en algunos casos sea necesario recurrir a suplementos vitamínicos, y se aconseja que sean tomadas bajo supervisión médica y acorde a tus necesidades.

Esto debido a que muchas personas, con el afán de estar saludables, toman vitaminas en dosis altas, pero las consecuencias pueden ser no deseadas.

Por ejemplo, aquí te damos algunas consecuencias negativas con el exceso de algunas vitaminas:

  • El exceso de Vitamina C puede provocar malestar estomacal, diarrea, náuseas y cólico renal.
  • El exceso de Vitamina B1 o tiamina puedes aumentar el riesgo de desarrollar hipotensión (presión arterial baja), dolores de cabeza, debilidad del cuerpo, arritmias cardíacas y convulsiones.
  • La Vitamina B2 en sobredosis produce un tinte amarillo-naranja en la orina.
  • El exceso de Vitamina B3 o niacina puede provocar dolores de cabeza, diarrea, vómito, enrojecimiento y prurito.
  • Un aumento desproporcionado de Vitamina B6 o piridoxina puede generar dolor, torpeza, parálisis y entumecimiento.
  • La Vitamina A en exceso provocará cambios de color en la piel, visión borrosa, pérdida de cabello, dolores de cabeza y daño hepático.

Es cierto que una pastilla multivitamínica diaria puede darte energía, sobre todo si te has sentido desgastado y muy cansado, pero algunas investigaciones indican que estas pastillas pueden provocar efectos secundarios si se toman cuando tu cuerpo no las necesita o en momentos del día que no son convenientes.

Si te sientes muy cansado, débil y pienses que quizá te hagan falta vitaminas, lo más recomendable es asistir con un profesional de la salud para revisar cuáles son tus déficits o si tus síntomas son consecuencia de otros padecimientos.

Tómate en serio el cuidarte y de verdad consumir lo que te hace bien, lo que te hace falta y lo que puede mejorar tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *