Stereo Cristal

Noticias

Cómo comenzar a llegar a tus metas y no sólo soñarlas

Soñar es parte de sentirte plen@ y feliz, pero sólo es el comienzo, para llegar a donde quieres estar se necesita insistir, perseverar, esforzarse y también divertirse.
Esta es una pequeña guía para empezar a lograr lo que quieres sin perder la motivación, el punto es trabajar haciendo lo que más te haga feliz.

No esperes siempre las circunstancias idóneas
Muchas veces esperamos para tener la cantidad de dinero suficiente, o el momento de vida oportuno para hacerlo, creyendo que será el momento.

Pero si sabes que ahora puede ser el momento, ¡hazlo!, detenerte a que las circunstancias sean las mejores, quizá nunca lleguen y te quedes esperando lo que siempre quisiste cuando sólo hacía falta hacerlo.

Planifica y termina lo que iniciaste
Planificar y organizarte es importante, comienza por un plan diario y cúmplelo, procura no salirte de esa rutina o plan, es importante que sepas que lo que quieres se trabaja poco a poco y día a día.

Hazlo agradable
Trabajar no debe ser sinónimo de pereza o sufrimiento, también puede ser divertido.

La actitud con la que lo enfrentas es lo que lo hace diferente, empieza por disfrutar cada cosa que haces por pequeña que sea, porque esos pequeños pasos son el comienzo de algo muy grande.

Fija límites y responsabilízate
Los límites son importantes, tomar ciertos descansos, no permitir que los comentarios externos te dañen, olvidarte del “qué dirán”, tratar de complacer a todos, esos son límites que debes ponerte.

Responsabilizarte también de las consecuencias significa que no debes tirar la toalla a la primera, significa que esas consecuencias así sean negativas, debes asumirlas como parte del esfuerzo, aprender de ellas y continuar.

Comparte con quienes amas
Comparte tus logros, tus experiencias, tu buena actitud y el esfuerzo que estás poniendo en lo que amas. También comparte tus tristezas y tus desilusiones, quienes realmente te aman, sabrán cómo impulsarte y no dejarte caer.

Date la oportunidad
De conocer nuevos lugares, nuevos sabores, nuevas personas, de enfrentarte a tus miedos, porque si encuentras una piedra en el camino, ya sabrás qué hacer con ella dependiendo tu objetivo.

Con esa piedra puedes construir un castillo, derrumbar barreras, usarla para distraerte un poco lanzándola a algún río o simplemente para darle la vuelta. Tú decides.

Elige tus batallas
No todas las “batallas” hay que lucharlas, es importante que le des prioridad a lo que realmente importa.

Tratar de abarcar todo a la perfección y en el mismo espacio te hará reducir tus posibilidades de éxito. Dale menos tiempo a lo insignificante y mucha más importancia a aquello que te acerque a tus metas.

Valora alternativas
Si comenzaste con un plan A y no está funcionando, quizá sea hora de empezar un plan B y si ese no funciona, empezar con otro camino, otras personas y quizá detenerte un momento a evaluar si es realmente lo que quieres.

Porque en el camino de nuestros sueños, solemos encontrar el camino verdadero al que queríamos llegar, pero no lo sabíamos hasta haber recorrido ciertos pasos.

Valora volver a empezar y utiliza el miedo a tu favor, no para detenerte, sino para ser más precavidos la próxima vez.

Descansa
Esto es sumamente importante, porque son las fuerzas recuperadas para continuar. Recuerda que “el cansancio y agotamiento no es una insignia de honor, es el resultado de límites poco saludables”.

Decir que siempre estás cansad@, hart@, fastidiado, es una señal de alerta para parar un poco, descansar, evaluar y continuar.

El todo
Si bien es cierto que hay que aprender a separar vida profesional, personal, individual y hasta familiar, es importante que el conjunto de todo ello es un TODO, y que ese todo eres tú.

Para ser feliz, debes trabajar cada área con el compromiso y valor que merecen, ese conjunto te traerá paz y seguridad en tu vida.

Cuéntanos, ¿tú qué haces para alcanzar tus metas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *