Stereo Cristal

Noticias

LA ESCENA DE DESPERADO QUE TRAUMÓ A SALMA HAYEK

Salma Hayek no puede estar más agradecida con la película «Desperado», conocida en México como «Pistolero». Pero una de las películas que le ayudó a posicionarse como una de las actrices mexicanas más exitosas de Hollywood, también le causó un enorme trauma con su amigo y compañero de reparto, Antonio Banderas.

Ser actriz no es nada fácil y Salma Hayek, aunque ha sido una de las afortunadas en conseguir reconocimiento a nivel internacional, sufrió algunas experiencias que para ella, han sido demasiado traumáticas. Una de ellas, la de su personaje «Carolina» en la película «Desperado».

Fue en una entrevista para el podcast Armchair Expert, de Dax Shepard y Monica Padman, que la actriz abrió su corazón sobre lo complicado que fue para ella el rodar la escena de intimidad que tiene con Antonio Banderas.

Y es que no se trataba de falta de profesionalismo o algún tipo de interés por  Banderas. Más bien, el exceso de confianza y la gran amistad que había entre ellos y entre Salma y la esposa de Banderas, hacía que fuera demasiado incómodo actuar que tenían relaciones.

«Desperado», película de 1995, dirigida por Robert Rodríguez, mostraba a una Salma Hayek de apenas 29 años que apenas se adentraba al cine estadounidense. Gracias a sus raíces hispanohablantes, logró una bella relación de amistad con Antonio Banderas y su esposa Ana Leza, quien en aquel entonces era la mejor amiga de Salma.

Salma Hayek sufrió fuerte trauma con Antonio Banderas en Desperado / Getty Images

Por esa razón, las escenas en cama de Desperado eran un serio problema para Salma quien terminó pidiendo que estuvieran los menos posibles durante la grabación y quien no pudo evitar llorar cuando todo comenzó.

Salma Hayek no se enteró que había una escena romántica hasta después de firmar el contraro. Para ella, Banderas era casi su hermano y filmar estos momentos íntimos de los personajes para ella era muy vergonzoso.

«No sé si puedo hacerlo. Tengo miedo», decía Salma quien entre corte y corte comenzaba a llorar. «Una de las cosas a las que tenía miedo era a Antonio, era un caballero absoluto y muy agradable, y todavía somos amigos muy cercanos, pero era muy libre. Me asustaba que para él, no fuera como nada», reveló en la entrevista.

Salma Hayek sufre trauma con Antonio Banderas en Desperado / Stephane Cardinale/Sygma via Getty Images / Getty Images

Salma logró hacer la escena gracias al apoyo del equipo quienes en todo momento la hicieron sentirse cómoda. Sin embargo, la idea de que su padre y sus hermanos la verían en ese momento tan íntimo tampoco ayudaba.

Al final, la escena tuvo varios cortes en la edición pues Salma no podía contener las lágrimas:  «Trataban de hacerme reír. Me lo quitaba por dos segundos y comenzaba a llorar de nuevo. Pero lo superamos. Hicimos lo mejor que pudimos hacer en ese momento».

Por último, Hayek reveló que otro gran obstáculo para poder filmar la escena fue que no podía sacarse de la cabeza la idea de que su papá y sus hermanos la verían en ese momento tan íntimo. Al final, durante la premiere, salieron de la sala de cine para mantenerla mucho más tranquila.https://www.youtube.com/embed/gOMhN-hfMtY?wmode=transparent

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *